POCOYÓ: TALENTO HECHO EN ESPAÑA

Recientemente el Club de Creativos, con motivo de su décimo aniversario, ha lanzado una votación muy interesante a través de su página web y dará a conocer los resultados el próximo 24 de abril, durante el certamen anual de creatividad publicitaria que se celebrará en Madrid.Conocer cuáles han sido las diez mejores ideas y las diez peores ideas de la última década en España a juicio del público es la iniciativa que ha puesto en marcha el Club a través de Internet.

Entre las mejores ideas podemos encontrar “mandar callar a Chávez”, “la creación del matrimonio homosexual” ,“crear un cantante ficticio y mandarlo a Eurovisión”, y entre las peores ideas destacan “el redondeo”, “apoyar la guerra de Irak”, o “invertir en sellos”, entre otras.

Pero sin duda, entre las mejores ideas que se citan, una de las que más me ha llamado la atención es la creación de la serie de animación infantil Pocoyó. Hará un año y medio aproximadamente que descubrí esta serie (cosas que ocurren cuando llega el primer hijo a casa), y la verdad es que es fantástica.

La serie fue creada alrededor de 2005 por Guillermo García Carsí y David Cantilla, fundadores de la empresa Zinkia. Narra las aventuras de un niño en edad de preescolar llamado Pocoyó, el cual está descubriendo el mundo e interactuando con él. Además, no está solo. Le acompañan sus amigos, Pato, Elly, Pajaroto y su mascota Loula. En cada capítulo, nos introduce y conduce una voz en off, en este caso la del estupendo locutor José María del Río.

Los autores de la serie tuvieron muchísimas dificultades para vender su idea en España, y contactaron con varias empresas internacionales dedicadas al entretemiento infantil, hasta que una de ellas (Granada), después de duras negociaciones, acogió la idea de estos creadores y se puso en marcha la producción de la serie. No sería hasta un tiempo después cuando en España, a través de TVE1 y de Bloomberg nuestros hijos podrían disfrutar de la serie.

Hasta el momento, Pocoyó ha sido vendida a más de 120 países y traducida a múltiples idiomas, incluido el chino y japonés. Aparte, ha surgido un amplio merchandising de la serie, incluyendo peluches, juguetes y videojuegos.

El éxito de la seria radica, bajo mi punto de vista, en varios hechos:

– El principal escenario donde suceden las aventuras de este personaje es un fondo blanco; de esta manera se cumplen dos objetivos: no distraer a los niños con demasiados estímulos y facilitar el trabajo de los animadores en 3D (muchas veces en la sencillez radica el éxito).

– La personalidad de cada uno de los “actores” de la serie tiene unas características que les hacen ser únicos y ser fácilmente distinguibles para el espectador (tienen su propia marca personal)

– Los episodios duran aproximadamente siete minutos y los guiones son sencillos para que un niño de corta edad pueda comprenderlos.

– La inclusión de valores y hábitos de conducta saludables en todos los episodios, asegura a los padres un rato de entretenimiento para sus hijos a la vez que se les educa.

En muchas ocasiones, el talento se encuentra más cerca de lo que pensamos. En el caso de éstos magníficos magos del entretenimiento infantil, han logrado crear unos personajes de animación capaces de divertir y educar a niños de todo el mundo. Se trata de creativos españoles que no encontraron en su país el apoyo que les hacía falta, pero gracias a su tesón y trabajo lograron que sus “hijos” sean ahora una referencia mundial.Recomiendo entrar a su blog oficial, donde dan buena cuenta de sus esfuerzos y de cómo Pocoyó fue saliendo adelante.

Por mi parte, ya tienen mi voto como mejor idea española en la última década.

Oliver Serrano León

2 opiniones en “POCOYÓ: TALENTO HECHO EN ESPAÑA”

  1. Cuanta razón tienes, yo es que ya me se la mayoria de los capítulos de memoria, jajaja!!! me pasa como a ti, la niña pequeña se los absorve meintras tanto puedo descansar un poco, pero la verdad es que hasta los veo yo. Me encantan la sencillez que tinen y lo utiles que son.

    Un saludo amigo

  2. Hola Jose Luis, gracias por pasarte. Para mí fue una grata sorpresa descubrir esta serie de animación, pero cuando me enteré de que los autores eran españoles pensé “qué poco valoramos el talento hecho aquí”.

    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *