LA IMPORTANCIA DE LA COMUNICACIÓN EN LOS ERE

Laura Sanz publicaba en la Revista PYMES del mes de mayo el siguiente artículo:

“Estuve hasta hace poco tiempo trabajando en una empresa no demasiado grande – tenía poco más de 100 empleados-, y a finales del año pasado presentó un Expediente de Regulación de Empleo, porque no podía hacer frente a la situación económica actual. En esta ocasión, Inspección de Trabajo aprobó el despido de casi la mitad de la plantilla, e indemnizarles con 20 días por año trabajado(…) La falta de información de los puestos directivos hacia los empleados, el mal ambiente generado y la situación de inestabilidad laboral y económica provocaron que algunos trabajadores abandonasen voluntariamente la empresa. Era algo con lo que la compañía no contaba. Y por eso el ERE se les fue de las manos ¿Qué hizo entonces la empresa?”

“Como la ley le impedía realizar nuevas contrataciones por período de un año, recuperó a aquellos trabajadores que les salían más rentables: los jóvenes, los que llevaban poco tiempo en la compañía, y becarios. Resultado: mala gestión, quebraderos de cabeza y despidos innecesarios para que al final volvieran a la compañía algunos trabajadores. Incomprensible”

En estos casos siempre me hago la misma pregunta: ¿cuánto hubiera costado comunicar correctamente y a tiempo?.

Lo que si sé es lo que podría haberse evitado: La fuga de personas con las que se contaba para remontar el vuelo y eran los activos más apetecibles para otras empresas, por lo que no les faltaban ofertas.

A ver cómo crean ahora equipo e identificación con la empresa con personas que saben que no se contaba con ellas.

Sergio Martín Corzo

Una respuesta a “LA IMPORTANCIA DE LA COMUNICACIÓN EN LOS ERE”

  1. Me hago eco de un post propio, pero porque creo que viene al caso, espero que no te moleste, es de hace tiempo, pero bueno:

    http://lomalode.blogspot.com/2009/01/el-cambio-organizacional.html

    Creo, y más que creer, estoy convencido, que un cambio organizacional bien explicado a los trabajadores es mucho más fácil, y no solo eso, es más motivador, el hecho de saber de que color pinta tu futuro cercano y si eso le importa a la empresa es muy importante.

    Se proclaman políticas de despachos abiertos, pero solo si las preguntas se quieren responder, cuando no es así el hermetismo predomina y acaba con la confianza de los trabajadores en la empresa.

    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *