MIXED EMOTIONS

Hoy tomo prestado el título de un tema de los Rolling Stones (espero que no me demanden por ello), porque creo que representa perfectamente mi estado de ánimo.

Emociones ambiguas, emociones encontradas, emociones mezcladas. Hace pocos días nacía mi segundo hijo; ha sido el mejor regalo de Reyes que he podido tener nunca, y aquí lo tenemos en casa, quejándose cuando tiene hambre, llenando la casa de pocas horas de sueño y todas esas cosas que hacen los bebés de pocos días. No cabe duda de que ver una nueva vida que empieza es sumamente emocionante y llena de ilusión a cualquiera.

Por desgracia, a veces las noticias buenas vienen acompañadas de otras malas. El pasado viernes, cuando nos disponíamos a salir del hospital para volver a casa con nuestro hijo, recibía la llamada de una compañera de trabajo anunciándome lo peor: la fundación para la que trabajamos iba a presentar un concurso de acreedores porque no podía hacer frente a las numerosas deudas contraídas en los últimos años. Hoy nos confirmaban que el proyecto termina a final de este mes de una forma precipitada y que nos vamos con un despido improcedente bajo el brazo.

No es este para mí el momento de buscar culpables. Probablemente los hay, pero hoy no quiero hablar de eso. Es el momento de hacer catarsis, de expresar los sentimientos que afloran con situaciones inesperadas, y que obligan a un cambio no deseado.

Mucho se ha hablado del cambio en las organizaciones en los últimos años; perder el miedo al cambio, innovar, reestructurar…son sustantivos y conceptos que se manejan en el día a día en la gestión de personas. Lo malo es que cuando hablamos de cambios forzados. Cambios que no desea una persona que se encuentra cómoda donde está.

La primera emoción que me invade es la tristeza. Tristeza por saber que muy probablemente no vuelva a bajar las escaleras por las que se accede a los locales donde trabajamos; quizás sea difícil que volvamos a ver a esas personas que vienen de la oficina de empleo buscando el servicio de orientación y los pasillos quedarán huérfanos del trasiego de personas que se produce las mañanas de lunes a viernes.

También siento tristeza porque, de alguna manera, me siento amputado. Es como si de repente, te quitaran algo que forma de ti; quieres seguir teniéndolo, pero no puedes, ya no depende de uno mismo. Echaré de menos la presencia de mis estupendos compañeros, que seguirán formando parte de mí, los vea o no todos los días a partir de ahora. Añoraré los desayunos en el bar de siempre, el café de primera hora armándola en la panadería de la esquina y los momentos de reencuentro al principio de cada proyecto.

Siento pena de perder algo que quiero. Dice la frase que sólo te das cuenta de lo que aprecias algo hasta que lo pierdes. En mi caso, honestamente, no es así. Siempre he sido consciente de la suerte de tener este trabajo en la fundación. Entré en 2001 con 24 años y he crecido mucho, con casi 9 años más, en lo profesional y en lo personal. Los que me conocen saben que apreciaba este trabajo y que sabía que, en cierta medida, he podido ser un privilegiado por las condiciones laborales y la libertad con la que hemos desarrollado nuestras funciones.

ERE, servicio de conciliación, impagos…son términos que no nos gusta oír ni usar, y que duelen especialmente cuando el afectado es uno mismo. La impotencia y la frustración aparecen y por mucho que cueste hay que creérselo. La inesperada situación me trastorna, me descoloca y me llena de incertidumbre.

Quizás sea la oportunidad de un cambio. No lo deseaba, pero en la vida hay que hacer muchas cosas por imperativo. No creo que se la mejor forma ni el momento, aunque así vienen las cosas. Sorpresa, incertidumbre…faltan muchos adjetivos, emociones y describir. La cuestión es que ha tocado; quedarán personas sin atender y nos vamos por la puerta de atrás. Ya no nos iremos en marzo como cada año; parece que ahora es en enero y quién sabe si para siempre.

Dice la última estrofa de la canción de los Rolling : “No eres el único con una mezcla de emociones, no eres el único barco a la deriva en este océano, no eres el único que se siente solitario, no eres el único con una mezcla de emociones”. Veremos si encontramos rumbo en el océano laboral.

Oliver Serrano León

20 opiniones en “MIXED EMOTIONS”

  1. Hola Oliver,

    Mucho ánimo. Ahora tomate unos días para asimilarlo y luego ya iras cogiendo la marcha. A veces las cosas no salen como a uno le gustaría. Seguro que te espera algo bueno.

    Yo el año pasado por estas fechas me quede sin trabajo y viví muchas de tus sensaciones. Y la semana que viene al fin reanudo mi actividad laboral en un proyecto interesante que de momento es temporal pero tiene buena perspectiva. Eso si, este año he podido hacer muchas cosas que me han llenado participando en proyectos y presentando trabajos que surgieron y me dieron más de lo que me exigieron.

    Un abrazo,

    Juan

  2. Hola!

    Los cambios pueden ser por decisión propia o impuestos, pero siempre siempre son positivos.. a corto o largo plazo pero siempre son buenos!!

    Me voy a tomar la licencia de hablar de mí, ya que pasé algo parecido el pasado mes de mayo, con la diferencia de que la empresa se cerró en el mismo instante en el que nos lo comunicaron… sin tiempo para asimilar ;(

    En unos días las sensaciones varias dejan de marearte…o bien la situación te obliga a centrarte.

    Yo no tenía ni idea de concursos de acreedores y demás…y ahora solo sé lo que a mí me ha tocado y si he de ser sincera cuando me lo explicaron casi me da algo!!

    Si os deben dinericos (me has comentado en twitter que si) y no os pagan, os tenéis que presentar al concurso como acreedores.
    .- La parte buena es que los trabajadores son los primeros en cobrar.
    .- La parte mala son varias, pero la peor es que además de no cobrar cuesta dinero: hay que presentarse con abogado y procurador (sale más rentable los servicios de un sindicato),

    Resumiendo muy resumido, si te pasa como a mí es decir despido sin cobrar y presentación de concurso de acreedores:
    1.- hay que presentar solicitud para cobrar un % de los salarios pendientes a FOGASA que se cobran a partir de los 3 meses y 20 días
    2.- conseguir un certificado de deuda de la empresa, con él presentarse al concurso de acreedores; aquí ya puedes solicitar a FOGASA otro % de la deuda…que se cobra a partir de los 3 meses y 20 días

    Vamos un cristo !!!

    Siento ser un poco pesimista pero en fin… si necesitas algo y te podemos ayudar, no dudes en decirlo 😉

    Aunque no es un buen momento para quedarse sin trabajo, hay que ser positivo!!

    Mucho ánimo y mucha paciencia!!
    un saludo

    Ah!! Felicidades por esos lloros y noches de insomnio!! ;D

  3. Bunenas amigo.

    Acuerdate de mi penultima entrada 'Lan antes y los despues'. No te preocupes demasiado que la vida esta llena de antes y despues, de puntos y aparte y de puntos y seguido.

    Lo importante es tu actitud y como afrontar esta nueva situación.

    Y un consejo (que no soy quien) evita dos sensaciones malignas: 'Preocupación y culpa'.

    la primera porque si no sabes lo que te depara el futuro no es bueno que te preocupes aún. La segunda porque siempre te queda el resquemor de que a lo mejor algo podrias aber hecho y tte atará para ver las cosas en el presente con claridad.

    Mucho ánimo, que se perfectamente cual es tu situación y por desgracia bastante más prolongada en el tiempo.

    Un abrzo

  4. Antes de nada mi sincera enhorabuena por el nacimiento de tu hijo. Que nada empañe esa alegría.
    Conozco por desgracia las otras emociones que describes y no son agradables.
    Ante este tipo de situaciones inesperadas siempre hay cosas en las que no puedes influir (pasado) y cosas en las que sí (futuro). Dicen que viene bien tomarse un tiempo para pensar y descansar. Posiblemente luego tenga sentido enfocarse en las cosas en las que sí puedes influir…
    Un fuerte abrazo.

  5. ¡Enhorabuena por tu parternidad!
    Prepárate para darle lo mejor de ti y esto implica el ánimo, inteligencia y valor para salvar los vuelcos de la vida.

    Tal como lo cuentas la verdad es que has tenido una gran suerte con tu trabajo actual. Y eso quiere decir que tienes la suerte de tu parte, ¿Qué habrás hecho para que juegue a tu favor? 😉

    Ahora es un momento de sentir, asimilar, pensar, planificar y salir…

    ¿Donde estará tu siguiente lugar? vete dándole forma.
    Seguro que has aprendido mucho estos años y de esta experiencia.
    La vida es vida por que tiene momentos para ser vivida.

  6. Hola Juan. Muchas gracias por tu apoyo, sin duda son momentos de incertidumbre, pero que al final darán paso a otras oportunidades.

    Hola Carol: gracias por tu aportación, no dudes que me resultará muy útil de cara a lo que venga a partir de ahora.

    Hola Jose Luis: realmente la culpa no ha aparecido todavía, aunque es un demonio que puede surgir en cualquier momento. Preocupación sí, dada la situación, pero como tú dices, voy a intentar enfocarlo con una actitud positiva.

    Hola Jose Miguel: gracias por tu recomendación. Lógicamente hay que mirar hacia delante; lo que pertenece al pasado ahí se queda y ahora es el momento de hacer acciones para influir en el futuro venidero.

    Hola Valera: sí que ha sido una gran suerte haber estado estos años en ese trabajo, aunque realmente soy de los que piensan que la suerte no existe: existen las oportunidades y las formas de aprovecharlas.

  7. Me gustaría decirte tantas cosas en este momento que te sirvieran para levantar tu ánimo que las palabras se me precipitan.
    Lo primero y fundamental como te dije anoche enhorabuena por el nacimiento de tu nuevo hijo. Los niños vienen con un pan debajo del brazo y por experiencia te lo digo.
    En cuanto al trabajo, malos tiempos corremos. Unos porque las empresas quiebran, otros porque alguien con suerte llega nuevo a tu empresa y decide que eres prescindible…
    Enfin es fácil decir mira al futuro cuando el futuro se ve sin trabajo inmediato, pero yo sigo confiando que los buenos (y no solo profesionalmente sino personalmente) al final triunfamos.
    Date un tiempo de reflexión, no para pensar quién o que se hizo mal, sino para poder limpiar tu mente y buscar con el alma serena el sendero de tu futuro más próximo.
    Ah! y envíame tu CV que nunca se sabe, porque aunque nosotros no cubramos un pérfil determinado, seguro que tenemos un amigo al que podamos echar una mano que si lo tiene.
    Un abrazo muy fuerte (fmlopez48@yahoo.es)

  8. Hola Oliver:

    En primer lugar enhorabuena por tu paternidad. Que nada enturbie esa alegria. En la situación en la que te encuentras, creo que nos hemos encontrado muchos y, posiblemente tal y como funciona esto que se llama mundo, podamos encontarnos en el futuro. Creo que este, espero breve periodo, te permita "oxigenarte" y como dice juan ir poco a poco. Yo no sé como ayudar, pero de momento si sirve para algo lo twitteo.

    Un abrazo y ánimo.

  9. Hola Oliver,
    No nos conocemos pero tenemos un amigo común, Fernando López, que gracias a su 'twitteo' estoy aquí comentando tu post. Hace poco más de 8 meses que fui afectado por un ERE, sin contar con el calvario profesional que me produjo el ser 'adquirido' por otra empresa antes de llegara a él. Aun sigo en la misma situación he intentando salir por medios que nunca antes había contemplado. Sé que te será difícil verlo/sentirlo ahora, pero los cambios y más cuando son forzosos, te traerán seguro nuevas oportunidades, nuevas experiencias y un nuevo horizonte. Acabas ser padre y eso es maravilloso (te lo dice un abuelo), que este traspié te de fuerzas para sacar lo mejor de ti.
    ¡Mucha fuerza!
    Un abrazo
    Luis

  10. Hola Oliver.
    Enhorabuena a Maisi, el pequeño Diego y a ti por el aumento de la familia. Estoy seguro que la alegría de este nuevo nacimiento va a ser más fuerte y va a vencer a la tristeza por la circunstancia laboral que estás sufriendo.
    Desde mis 54 años recién estrenados echo la vista atrás y veo periodos de estabilidad maravillosos, junto a avatares que me dejaban el corazón en un puño. Sólo la familia me daba fuerza para seguir batallando y cruzar puentes que muchas veces, yo mismo tenía que tender.
    Desde los 16 años, en que comencé a trabajar, he sido aprendiz, empleado por cuenta ajena, empresario con socios y autónomo en "la sombra" ¿ésto no lo leen en Hacienda, no…?
    Cada una de estas aventuras ha tenido su final, unos más traumáticos que otros, en unas no cobrando lo que me hubiera correspondido y en otras apechugando con las deudas después de cerrar el negocio.
    Pero te puedo decir que siempre, tras cada revés, he visto una oportunidad; nuevos horizontes, adquisición de nuevos conocimientos, nuevas amistades.
    No te voy a decir que no las he pasado canutas, pero con seriedad y constancia se abren muchas puertas. Piensa que tú partes de una posición privilegiada frente a mucha gente que, o bien no tienen experiencia porque nadie les da la oportunidad de adquirirla o ya han rebasado la edad laboralmente correcta para buscar curro (digamos la mía).
    Conociéndote a ti y a Maisi, sabiendo quienes fueron tu padre y tu abuelo paterno y sabiendo como es tu madre, tengo la certeza de que vas a encontrar la fuerza suficiente para seguir cumpliendo tus sueños profesionales (los personales no hay duda de que los tienes muy bien encarrilados) y, aunque sea un padrino desnaturalizado quiero que sepas que os quiero a todos con todo el corazón y que puedes contar conmigo para lo que necesites. Y no son palabras.
    ¡Ánimo y muchos besos a todos!
    Carlos.

  11. ¿Te sientes amputado, emputado o imputado?. Me has conmovido. ¿Por qué no hiciste nada para parar a los sinvergüenzas que estaban encima de ti?. No te conozco porque te guardas en el anonimato. Quizás echas de menos las horas interminables de los cafés, de los chismes de pasillos y por eso los echas de menos o quizás, por lo que dices, a la tirana de tu jefa. Porque entre tú y yo. Trabajar, lo que es trabajar el 90% de la gente allí poco. Y estarás conmigo en que en Fundescan no se producían ni lechugas ni plátanos ni se fabricaban coches ni casas ni ordenadores ni cuadros ni siquiera arte (bueno, rupestre sí).

    Tranquilo/a que ya encontrarás un trabajo donde se trabaje y haya menos cuento. Por lo demás, tu artículo vale para la revista de tu barrio.

  12. Hola Fátima: muchas gracias por el apoyo y también estoy seguro de que mi hijo trae sólo cosas positivas a partir de este momento, aunque la situación laboral haya dado un vuelco. Te enviaré mi curri también, jeje.

    Hola Fernando: gracias por el twitteo, ahora a coger oxígeno, reflexionar y pensamiento con perspectiva….;)

    Hola Vórtice: muchas gracias por pasarte y contar tu experiencia, espero ver pronto ese nuevo horizonte.

    Hola Maduroman: padrino!! tu por aquí, no sabes cuanto me alegra leerte. Felicidades, que se que hoy es tu cumpleaños y gracias por resumir tu trayectoria; está claro que de momentos difíciles salen cosas interesantes, aunque sea duro pasar por ello.

    Hola Anónimo: curioso que digas que me mantengo en el anonimato, cuando pongo mi nombre al final de cada post….tu nombre seguro que no lo sé, verdad? Con respecto a lo demás, sin comentarios: conciencia tranquila y tranquilidad del trabajo bien hecho hasta que nos han dejado. ¿Jefa tirana? Todo lo contrario, ojalá hubiera muchas como ella.

  13. hola Oliver, sigo tu blog, me gustan mucho los temas sobre los que escribes ya que soy formadora. Yo también he vivido una situación similar a la tuya y te puedo asegurar que te traerá experiencias nuevas y que será una oportunidad vital para mejorar. Ahora todavía no lo ves así pero con el tiempo seguro que comprendes el significado de todo esto.
    ¡Todos los niños traen un pan debajo del brazo!. Espero que el blog no lo dejes. Nuria

  14. Hola Nuria,gracias por tu visita. Yo he dedicado bastantes horas a la formación, y tengo la suerte de no haberla abandonado, aunque no sea mi actividad principal. Yo también quiero pensar que se trate de una oportunidad; se supone que toda crisis es un período de cambios y esperemos que sean positivos. Un saludo y por el blog no te preocupes que Sergio y yo seguimos a tope;)

  15. Enhorabuena por tu bebé Oliver!

    En lo profesional, aunque es pronto para que puedas adoptar la actitud de "no hay mal que por bien no venga", seguro que pronto la vida te lo pone fácil para pensar de esa manera.

    Un abrazo sincero y mucho ánimo.

  16. Gracias por pasarte y comentar Nacho. Desde luego, son momentos en donde los sentimientos y emociones negativas pesan más que nada, pero también estoy seguro de las cosas cambiarán…las oportunidades que lleguen bienvenidas serán, ahora reflexión y tranquilidad.

    Gracias de nuevo por el apoyo Nacho

  17. Animo Oliver.

    Lo primero de todo enhorabuena por todo lo que has conseguido..desde el nacimiento de tu hijo que seguro que es un niño muy feliz..hasta todo lo que has conseguido..

    Por lo que dices tu si que eras feliz en el trabajo en el que estabas…eso te tiene que llenar de fuerza mas de nuevea ños en el mismo trabajo dandolo todo…llega un cambio..y como bien sabemos los cambios no tienen por que ser malos..se que la incertidumbre siempre la vemos como negativa..pero vamos a intentar verla en este caso como aventurera, como con posibilidad de algo nuevo, para renovar experiencias, llevas una mochila cargada de experiencias..que seguro que estan deseando plasmarse en un puesto de trabajo nuevo.

    Tienes aqui todo mi apoyo porque estoy segura que alguien como tu…(te leo y te sigo..)encontrara ese trabajo.

    Ya nos iras contando. un abrazo

  18. Querido Oliver, te recuerdo la célebre frase atribuida a Lao Tse: "Lo que para el gusano es el fin del mundo, para el resto del mundo es la mariposa"

    A veces, desde la compleja situación que padeces no acierta a verse ventaja u oportunidad alguna, pero está por ahí, y si hay alguien capaz de encontrarla eres tú.

    Un fuerte abrazo.

  19. Hola Duende de la Empresa, gracias por pasarte y por el apoyo. Tengo una innata capacidad, creo, para mirar las cosas desde el lado positivo, y aunque la situación es desagradable no me cabe duda de que dentro de un tiempo veré las cosas con perspectiva y me encontraré a gusto en nuevos proyectos…toca ir llenando la mochila. Un saludo.

    Hola Anónimo, genial la frase y muy enriquecedora…está claro que cuando algo acaba, también algo empieza. Muchas gracias por tu apoyo.

Responder a Nacho Muñoz Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *